LOS GRANDES MEDIOS DE COMUNICACION. ¡La verdad!

En la derecha nueva, “no existe un país en libertad, sin medios de comunicación total y absolutamente libres”.

  Reciban un saludo, luego de varios meses de pausa intencional. Ahora, sin más rodeos, ¡manos a la obra!

 El tema de los medios de comunicación en general, es tema de vitalidad y esencia democrática; y es por esto que, para la derecha nueva, el posicionamiento sobre ellos, su actuación y acción, están íntimamente ligados al concepto de libertad. En la derecha nueva, “no existe un país en libertad, sin medios de comunicación total y absolutamente libres”.

   En nuestro país, existe una diversidad de medios de comunicación social, clásicamente divididos en prensa escrita, radio y televisión. Desde nuestra óptica, trataremos de enfocar una subdivisión más real, sincera y efectiva sobre éstos, categorizándolos de la siguiente manera: a) Los grandes medios de comunicación; b) Los medios emergentes; y c) El nuevo actor contemporáneo, las redes sociales.

   Sobre los primeros versará éste artículo; reflexionando, posicionando nuestra opinión, y haciendo una serie de recomendaciones y enviando mensajes directos, tanto a las personas que piensan como derecha nueva, como a los mismos grandes medios de comunicación. Para nosotros, sin ningún lugar a dudas, existen tres grandes medios en El Salvador: El Diario de Hoy, La Prensa Gráfica y Telecorporación Salvadoreña.

Recientemente, leímos un par de artículos sobre éstos medios: uno, en donde Joaquín Villalobos hacía referencia a ellos titulando su opinión como: “Tres familias controlan los medios de comunicación”; artículo con el que estamos totalmente en desacuerdo pues éste se aleja diametralmente de la realidad nacional; y un segundo, lanzado por el periódico digital El Faro bajo un título que no vale la pena repetir, por lo abstracto, novelesco y absurdo de su contenido.

El escrito de Villalobos comienza descontextualizando la vida histórica y el trabajo periodístico de los tres grandes medios de comunicación en El Salvador. Hace referencia al asesinato de los padres Jesuitas y al de Monseñor Romero; crímenes condenados, ya casi unánimemente, por la sociedad salvadoreña. No es correcto hacer un señalamiento tan pobre- acusándolos de encubrimiento. Desde allí, el artículo comienza mal. Fueron estos medios, los que nos dieron a conocer, con igual magnitud, los acontecimientos que devinieron en el descubrimiento de esa “verdad” que ahora ya todos conocemos. Fueron los actores de la guerra quienes manipularon y escondieron la información, no los medios de comunicación. Siguiendo el método de análisis utilizado por Villalobos, podríamos decir que la prensa internacional encubrió y planificó los abominables crímenes ocultados por los otros actores del conflicto (la guerrilla)- como la matanza de alcaldes o la masacre del Mozote- porque no publicaron todo o nada acerca de estos hechos. ¿Los podemos, entonces, tildar de comunistas, marxistas o leninistas al New York Times, al Washington Post y la BBC de Londres– que transmite desde Inglaterra, el país donde Joaquín ahora vive? La verdad resalta por sí sola. Se equivocó Villalobos, la derivación histórica utilizada, no pasa el más blando análisis lógico.

En su segunda parte, Joaquín continúa resaltando otra premisa falsa en torno a estos tres grandes medios: se refiere al fenómeno de la concentración del poder en manos de estos medios y la falta de competencia. Hay que hablar con la verdad de un asunto que Villalobos ignora o pretende ocultar: cuando se crearon los dos grandes periódicos y el primer canal de televisión en el país, las condiciones y carestías estaban a la orden del día. Ha sido el sacrificio de sus fundadores y empleados, conseguir éxitos haciendo la titánica labor de sacar adelante estos medios. Sabemos que, Don José Dutriz (La Prensa en 1915), Don Napoleón Viera Altamirano y Doña Mercedes Madriz de Altamirano (EDH en 1936) y Don Boris Eserski (Canal 6 en 1956), no encontraron ninguna mina de oro o diamantes a flor de piel; fueron, el saber escribir y deseo de comunicar, su mayor capital de trabajo; el desvelo, el esfuerzo y la buena administración son los millones con los que contaron. Los que en verdad conocen y saben de esto, pueden contar de lo escasos que fueron los recursos materiales con los que iniciaron sus grandes sueños. Estos tres medios, Joaquín, no nacieron oligarcas, nacieron en la carencia y la adversidad.

En cuanto a la forma en la que surgieron, quiero referirme a su existencia como empresas legalmente establecidas, no fue más que en las condiciones y realidades de la época, en la legalidad existente. Así surgieron El País y El ABC en España; La Nación, en Costa Rica; El Universal, en México; El Mercurio, en Chile, solo para citar algunos. Lo que sí es natural, es el hecho innegable que en casi la totalidad de países, el liderazgo en periodismo lo toman dos, y a lo sumo tres, periódicos en cada nación; esto es así porque es natural. Crear un periódico conlleva años de esfuerzo, de entrega, y de producir comunicación de calidad.

El argumento sobre la “falta de competencia” denota el alejamiento que vive el autor del país; En El Salvador existen 3 periódicos emergentes, dos de ellos históricos pero emergentes: Diario El Mundo y Diario Co Latino, aparte de uno de no tan reciente aparición, el Diario Latino. Si no existen más es porque un periódico no se inventa en un día, ni en un año, tal vez ni en una década. Crear y prestigiar un periódico requiere de historia, de paciencia, de tenacidad y de entrega.

La real competencia de los dos grandes periódicos escritos es, sin lugar a dudas, la tecnología, el internet, y las redes sociales. En el país hay al menos cuatro periódicos electrónicos ya establecidos: El Faro (119,694), Diario La Página (75,685), El Blog (23,653), y Diario1(8,448). Así como ciertas pequeñas empresas privadas o políticas que luchan por abrirse espacio en el mercado: Medio Lleno(20,771), ( Diario La Gaceta(19,100), Contra Punto(15,560), Análisis de Medios(34,203), y El Periodista(516), para mencionar algunos (los números en paréntesis son los seguidores en Twitter al momento de la elaboración de este artículo). Es en este río y dentro de este veloz mundo donde compiten los periódicos escritos por la noticia.

Alguien diría que les queda en exclusiva la línea editorial, “definir lo que es bueno y lo que es malo, la moral….”. Nada más alejado de la realidad. En el país hay más de 200 blogs donde se genera pensamiento y línea editorial; nosotros, con derechanueva.com (28,315); el de Ernesto Rivas Gallont, netorivasnet.blogspot(4,823),o Juan Carlos Sura(4,526), por ejemplo. En estos blogs se genera pensamiento y pluralidad política. No se ha estudiado, ni comprobado, pero estamos seguros desde derechanueva, que se leen más estos contenidos, que los editoriales de los periódicos.

En el caso de las televisoras sucedió igual: nadie quería, ni se atrevía a invertir en una innovación tan “extraterrestre” como era producir imágenes, transmitirlas y hacer la “gran magia” de mirar y escuchar a personas en una cajita cuadrada con pantalla de vidrio, ver cosas que ocurrían más allá de las paredes de nuestro hogar. Como una vez me contó, hace algunos años Don Boris Eserski: “todos me decían que era cosa de locos”. La empresa Telecorporación Salvadoreña es una empresa legal, establecida bajo el derecho salvadoreño, cuyo único pecado es haber llegado primero. Es así en todas partes del mundo, es una o un par de empresas las que lideran la televisión, gracias al esfuerzo y tenacidad puestas en largos años de trabajo, en innovaciones tecnológicas y creativas. Como ejemplo, podemos mencionar a Televisa y TV Azteca en México, y Caracol en Colombia. ¿O acaso no lideran en los Estados Unidos ABC y CNN ? Lo que no nos gusta desde la derecha nueva es la televisión estatal como único vehículo de comunicación audiovisual de un pueblo, o la existencia de un periódico oficial, y mucho menos que nos nieguen el acceso a la Internet.

La Televisión nacional tiene una gran competencia, su peor enemigo: las compañías de cables básicas y digitales, por medio de las cuales el salvadoreño tiene acceso a la programación del mundo. Existen además televisoras emergentes que crecen a pasos agigantados: Grupo Megavisión, establecidos ya canal 21 y 19; Canal 12, Canal 33, Canal 8 Agape, TVO canal 23, TVX, GENTV y Canal 11 Red, el cual está discutiendo su legalidad dentro de la institucionalidad salvadoreña. Este es el año 2014, Joaquín Villalobos, este es nuestro país, en donde existen más de 60 radiodifusoras, y al menos 25 tienen programas noticiosos y entrevistas importantes: YSKL, 102.9 FM, Pencho y Aída, Radio Fuego, Radio Sonora, 105.3FM y muchas más.

La tercera y última postura de Villalobos que nos permitimos calificar como desacertada, es la que considera que estos medios “se consideran dueños de la verdad y de la moral”. Como derecha nueva, estaríamos de acuerdo con una premisa parecida con la siguiente modificación: “cada medio puede y debe de considerarse dueño de su verdad y de su moral, puede y debe defenderla y difundirla”; en este principio radica, para los hombres y mujeres de una derecha nueva, el hacer efectiva la libertad de expresión y difusión del pensamiento. Puede a mí no gustarme la línea editorial de El Diario de Hoy, pero es mi obligación como demócrata el defender su libertad de pensamiento, como es mi libertad el compartir la opinión muchas veces de La Prensa Gráfica, más cuando emana del alma y pluma de alguien tan ilustre como David Escobar Galindo. Tiene TCS todo el derecho de cubrir las notas, establecer su programación, llevar a sus entrevistas a quien desee, contratar a sus periodistas y a tener su propia visión del país, por esto es por lo que una derecha nueva debe y tiene que luchar siempre.

Así como es necesario para la derecha nueva reconocer lo anterior y brindar una postura clara y llana sobre los cuestionamientos, labor que tristemente no hace la vieja derecha, por cobarde y desfasada, es necesario, a la vez, lanzar algunas sugerencias, casi advertencias a estos tres grandes medios: a)La libertad solo se defiende con libertad, b) la equidad y la imparcialidad como hoja de ruta y, c) la potenciación de la pluralidad política.

                                La libertad solo se defiende con libertad:

Es importante que, sin detrimento a su derecho de tener una línea editorial, permitan siempre en sus notas o programas, la diversidad del pensamiento político del país, no vetando absolutamente a ningún pensamiento político, partido o actor de la vida nacional; promulgando y difundiendo la tolerancia a la crítica y al señalamiento. No utilicen el veto en comunicación, eso es usar la herramienta de la inconsistencia democrática; una prensa abierta y plural, es igual a un medio televisivo con programación y entrevistas diversas, lo que redunda en credibilidad y prestigio.

Los grandes medios no deben jamás utilizar subterfugios legales para impedir la competencia; la competencia es la base de una verdadera libertad de expresión, base de la comunicación social.

                               Equidad e imparcialidad como hoja de ruta:

Los grandes medios tienen un privilegio y una obligación con la sociedad: Informar bien. Una cosa es, su derecho a tener una línea editorial, y otra cubrir la información de una forma justa y racional, para no caer en el timo o el engaño.

El derecho de la gente a “estar informada con la verdad”, es irrenunciable y obligatorio, por eso deben de trasladar información imparcial y equitativa.

                                                Potenciar la pluralidad política:

Un gran medio de comunicación social debe siempre hacer de la potenciación del pluralismo político, un mandamiento en su decálogo de actuación, porque solo así se pueden garantizar las libertades de una sociedad. Guste o no guste el gobierno de turno, guste o no guste partido político alguno, guste o no guste personaje político en particular. El permitirles a todos el acceso a sus páginas o programación es: más que un deber, una obligación. Garantizarán así una sociedad libre y justa.

El ser Grandes Medios de Comunicación los obliga a vivir con la verdad. Por eso, en defensa de la verdad, derecha nueva tiene que pronunciarse en contra de estas falsas manipulaciones. Derecha nueva se ve en la obligación de relatar la única verdad, la que coloca a estas empresas y a sus fundadores como pioneros de la cultura, el desarrollo social, económico y político de la nación.

Los errores y desviaciones de estos grandes medios de comunicación social los señalaremos sin temores ni miedos; pero ante la falacia y la ignominia, no podemos quedarnos callados.

A Don Boris Eserski, fundador y Presidente de Telecorporación Salvadoreña, nuestro respeto y solidaridad; lo conocemos y sabemos de su honor, integridad y amor por este país. Hacemos éste aprecio extensivo para su familia, la que se ha visto agraviada por el artículo de Villalobos y por el otro artículo, ese que no vale la pena comentar.

A las familias Altamirano y Dutriz, con quien poca relación personal hemos tenido, extendemos nuestro pensamiento y solidaridad.

A todos los periodistas de El Diario de Hoy, La Prensa Grafica y Tele Corporación Salvadoreña, nuestro respeto y cariño, así como la fe puesta en su nobleza y búsqueda de la verdad. Derecha Nueva se pronuncia en vuestro apoyo.

 Cumplimos así, el compromiso que asumimos de pronunciarnos con nuestra opinión, entendiendo el derecho democrático de Joaquín Villalobos de escribir y expresarse, pero rebatiendo su artículo con el arma de una sociedad libre: La palabra cargada de verdad!!!

 

Acerca de Walter Araujo

Político de derecha. Nació en San Miguel, El Salvador el 21 de Sep. de 1964. Hijo de maestros; formado desde sus estudios básicos en el Instituto Católico de Oriente - Hermanos Maristas de San Miguel. Casado; orgulloso padre de 4 hijos. Miembro de Alianza Republicana Nacionalista desde su fundación hasta el 26 Septiembre del 2013. Candidato a la Alcaldía de San Salvador por GANA (2015), Magistrado Propietario en el Tribunal Supremo Electoral (2009-2014), Presidente del Tribunal Supremo Electoral (2004-2009), Presidente de UNIORE y Presidente del Protocolo de Tikal (2005-2006). Presidente (2001-2002), Vicepresidente (2000-2001, 2002-2003) y Secretario de la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa (1994-1997), Presidente de Foro de Presidentes Legislativos del Caribe y C.A. FOPREL (2001-2002). Jefe del Grupo Parlamentario de Arena (1997-2000), Presidente (2001-2002) y Director de Información de Arena (1995-2000), Diputado por 3 períodos legislativos durante (1994-2003), Secretario de la Comisión de Diálogo del Gobierno de El Salvador (1990-1992), Miembro de la Comisión para la Consolidación de la Paz COPAZ (1992-1994) y Miembro de la Juventud Republicana Nacionalista desde su fundación. Estudios Superiores en Jurisprudencia y Ciencias Sociales en Universidad José Matías Delgado. Cursos de Especialización en Derecho en la Universidad de Salamanca, Cursos de Administración y Gerencia Política en el INCAE. Graduado del Official Candidate School OCS en Fort Benning, GA (1982). Graduado del Curso de Guerra Política, Fu Hsing Kang, República de China (1990). Oficial Mayor de la Asamblea Legislativa (1987-1990) y Jefe de Operaciones en el Consejo Central de Elecciones (1985-1987).
Esta entrada fue publicada en Debate Político, Filosofía Política, Política. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a LOS GRANDES MEDIOS DE COMUNICACION. ¡La verdad!

  1. cara cere dijo:

    En materia de monopolio de la información, no se puede defender lo indefendible.

  2. Jose Joaquin Salazar dijo:

    Muy buen escrito, lo unico que yo no entiendo porque se tiene miedo del ingreso de ese canal, porque hay que ponerla dificil, porque yo la tuve todos tienen que pasar por las dificultades lo veo mal, me preocupan porque no se aclaran en esos medios lo de la trata de mujeres y ninguno de ellos lo toca, entonces la linea de edición no es clara ni la mejor.

  3. ernesto cedillos dijo:

    no estoy de acuerdo con esta publicacion, aqui se nota que esta en favor de estas empresas y ademas les esta brindando el apoyo incondicional, no se por que, me gustaria que lo dijera; no estoy de acuerdo que estos santos medio como lo hace ver no quieran tener competencia, ya que eso es lo que han hecho con lo del canal 11 a estos señores se les olvida que si es cierto que don boris compro 8 canales de televicion solo por no permitir que entrara competencia para elloa ademas no estoy de acuerdo que lo medios escritos no paguen impuestos, por que yo poe todo lo que compro pago impuesto, ellos por que no? favores politicos? este ultimo es lo que me hace pensar que es lo que usted esta haciendo al defender de esa forma a esos medios o me equivoco? espero equivocarmen ya que yo esparaba mas de usted y estaba interezado en walter areujo como lcalde, pero con eso, me ha dejado mucho que meditar

    ernesto cedillos

    • Los periódicos ya pagan impuestos, la Asamblea corrigió esa distorsión. Si existió algo ilegal en la compra de esos canales que mencionas, está la institucionalidad para probarlo. Cuando exista en El Salvador otro medio con cualquier tipo de pensamiento, actuaré y pensaré igual.

  4. carlos villatoro dijo:

    EXCELENTE PUBLICACION
    EXCELENTE CANDIDATO
    EXITOS

  5. Carlos Elias dijo:

    No nos decís nada que no sea ya público.

  6. Moris Menjivar dijo:

    .Me parece un articulo de la vieja derecha, mas de lo mismo.. Senor Araujo , su liderazgo gusta, no nos haga lo que los demas han hecho,,exito en su nuevo proyecto

  7. Cruz Alexis Argueta Hurtado dijo:

    Excelente publicación; está dentro de la realidad y la verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s