“ENJAMBRE SISMICO EN ARENA” HISTORIA DE UNA REVOLUCION SILENCIOSA. (Parte 1)

Arena, puede ser definida de una forma real y formal como el “principal partido de oposición”. Se vuelve necesario enmarcar este aspecto, desde un punto de vista estrictamente académico, para poder analizar las realidades de Arena y las derivaciones que se desprenden de este partido político sobre la actual coyuntura nacional; todo con el objetivo de hacer una serie de proyecciones sobre su futuro, el futuro de un colectivo considerado “histórico” en el espectro electoral salvadoreño.    Arena ha encabezado desde 1981 a la derecha salvadoreña, no exclusivamente, pero con muy clara ventaja sobre el resto de actores en este segmento de la identidad ideológica de la población.

Escribir sobre Arena no es tarea fácil. Es necesario conocer sobre su historia, sobre el engranaje social de su estructuración, sus fuentes de sostenibilidad económica, sus liderazgos, y sobre todo, conocer las fuentes reales del poder partidario. Mi pretensión con esta serie de artículos, es brindarle información, no solo a los areneros, sino al país entero; información que desde mi vivencia por más de 33 años en Arena, pueda servir para entender, perfeccionar y enderezar el futuro de ese partido político. La sanidad de Arena es importante para el país, como lo es la del FMLN, ya que ambos ostentan y ostentarán por mucho tiempo el poder formal del país. Por eso, a lo largo de estas páginas, me permitiré estructurar tres grandes épocas en la vida política de Arena, las cuales representan tres ciclos en su evolución: uno ya finalizado; el segundo en pleno desarrollo y apogeo; y el último, una proyección y un planteamiento sobre su futuro, una etapa por construir.

La primera la denominaremos como “la época de la fundación”; la segunda, describirá “la época de las élites económicas”; y la tercera, que requerirá de un proceso de elaboración: “la época del futuro”. Para éste partido político, ésta última representa la única posibilidad de una existencia sana y constructiva, como un referente importante y actor vital del desarrollo económico, democrático y social del estado salvadoreño.

Arena, nace de una necesidad histórica que padecimos los que nos identificamos como gente de derecha en El Salvador. El golpe de estado de 1979, que derrocó al General Romero, generó un vacío político y fue el momento más crítico para la derecha salvadoreña. Rotas las bases de su representatividad formal, como lo constituyó el Partido de Conciliación Nacional, y deteriorada la alianza económica-militar (grupos oligárquicos-Fuerza Armada), la derecha salvadoreña carecía de rumbo, de liderazgo y de discurso; además de encontrarse el país asediado por los premonitores avisos de un conflicto armado. Arena nace como una necesidad, no como un proyecto o visión. Arena, nace como una respuesta básica a la carencia de “algo”, nace como una respuesta al vacío existente en un gran segmento ideológicamente definido. Por eso es que en los albores del partido, nuestra respuesta inmediata para describir a Arena, para definir a Arena, era una: Un partido “anticomunista”. Por eso hay que dejarnos de cuentecitos y de historias falsas. Arena nace como una “fuerza anticomunista”, tanto o en igual dimensión que el carácter “anti oligárquico” del FMLN. Ambas fuerzas nacen siendo “anti algo”.

El vacío y la dispersión fueron tan grandes, que se dio paso a un momento coyuntural único, un momento que creó las condiciones para un liderazgo con claras y definidas características. La derecha necesitaba de un conductor que fuese fuerte, llano, campechano, claro, sencillo, popular y con una dosis de valor elevadísima; características que encontraron en el Mayor Roberto d´Aubuisson Arrieta, la persona precisa para el momento exacto. Personalmente, tuve el privilegio de conocerlo antes de Arena, en la fundación de la misma, y de acompañarlo en la ruta que nos llevó a conquistar la primera victoria presidencial, y estar muy cerca de él hasta su muerte. El Mayor d’Aubuisson, “Mi Mayor”, como le llamamos sus verdaderos compañeros de lucha, fue sin discusión alguna, uno de los pocos líderes que pueden ser llamados así en nuestro país. Desde una visión particular y estrictamente personal, creo que él, junto con el Ing. José Napoleón Duarte y Shafick Handal, son los únicos tres salvadoreños que pueden ser llamados “líderes” en el Siglo XX de la historia salvadoreña. Digo lo anterior, porque estructuraron un partido, tuvieron el poder moral sobre ellos y su incidencia en el PDC, ARENA y FMLN es absolutamente indiscutible. Lideraron fuerzas políticas que han llegado a gobernar a nuestro El Salvador.

Partiendo de lo anterior, hay que definir la primera época de Arena como la época de la fundación. Fue entonces, a través de un arduo, y muchas veces “clandestino” trabajo político, donde se crearon los grupos de fundadores del partido. No es cierto que Arena la fundaron 33 personas; 33 personas firmaron el Acta de Constitución. Quien esto escribe no la firmó porque tenía 17 años de edad; yo no tenía Cédula de Identidad Personal, lo que me impidió comparecer en aquel documento. Sin demeritar en absoluto a esas 33 valientes personas, fueron cientos los que estructuraron paralelamente Alianza Republicana Nacionalista en los 14 departamentos del país, en los 262 municipios. Tristemente, por un motivo que a la fecha desconozco, se extraviaron los libros donde más de 3,000 salvadoreños expresaron su adhesión a aquella fuerza emergente en el año 1981. Campesinos, maestros, agricultores, comerciantes, vendedores, empresarios, obreros, profesionales, jóvenes, y mujeres conformaron una “alianza virtual”, que rápidamente llenó el vacío, y la derecha salvadoreña se reagrupó y logró desplegarse territorialmente en todo El Salvador. Así nació Arena, como una respuesta a una necesidad; posteriormente y paralelamente, fuimos dándole identidad, visión y objetivo al partido que Mi Mayor impulsó.

Este grupo de hombres y mujeres liderados por d’Aubuisson, fueron estructurando pensamiento político, asentando primariamente una base conceptual definida como “Nacionalismo”. En Arena, a la par de ser “anticomunistas”, fuimos originalmente “nacionalistas”. Imperaba ese sentimiento profundo de amor a nuestro El Salvador, a nuestra gente. d´Aubuisson encarnaba, pese a su apellido, esa cotidianidad y naturalidad campechana tan característica de nosotros los salvadoreños. Él llamaba pan al pan y al vino, vino, logrando una conexión sublime con las clases campesinas y más populares del país; su expresión folclórica y popular, constituyeron un ideario definido por una serie de lemas prácticos y sencillos, que configuraron un discurso político de fondo en la confrontación política electoral: ¡Patria sí, comunismo no! ¡Presentes por la Patria! ¡Primero El Salvador, Segundo El Salvador y Tercero El Salvador! , que sumadas a una emblemática, pegajosa y simbólica marcha de Arena, representaron dos conceptos potentes y catalizadores de apoyos populares y de movilización de masas: El nacionalismo y el anticomunismo.

Arena, era dirigida en esa primera etapa por d´Aubuisson y era acompañado por dirigentes políticos de una representatividad social media. No eran dirigentes los millonarios de El Salvador; a ellos, los oligarcas, nunca les gustó ser dirigidos por Mi Mayor, ni a él le gustaban ellos de dirigentes de Arena- los llamaba “popies”. No me dejaran mentir personajes de la talla de un Armando Calderón Sol, Mauricio Gutiérrez Castro, Ricardo “el gringo” Valdivieso, Mario Acosta, Fernando “el negro” Sagrera, Ernesto Panamá, Alfredo Mena Lagos, solo para mencionar algunos de los cientos a los que nos consta que eso era así. Aquella gente nunca quiso a Mi Mayor, y no les quedó de otra que financiar su proyecto político, porque era d´Aubuisson o se quedaban solos, era Arena o no tenían nada. Arena tenía una fuerte base nacional financiera que se configuraba en medianos terratenientes, quienes sufrieron el golpe demoledor de la reforma agraria. Como expropiados, tenían un por qué y un para qué. Tenían un objetivo común: hacer retroceder la reforma agraria; lo que los obligaba a potenciar un vehículo como Arena, en la búsqueda de alcanzar sus pretensiones; siendo la principal, la recuperación de sus propiedades. Los financistas originales de Arena no fueron “los popies”, fueron los medianos terratenientes expropiados. Los señores del gran capital estaban en su mayoría gozando o sufriendo, cada quién lo tiene que definir desde su óptica, de un “auto exilio”, mayoritariamente se auto exiliaron en Miami. El aporte económico cedido a Arena en su inicio fue muy poco. Uno de aquellos días de 1982, luego de cumplido el primer aniversario de Arena, Mi Mayor me dijo literalmente: “el aporte económico de los popies, Seco, es paupérrimo”. Todavía recuerdo aquellas palabras dichas por él un Noviembre del 1982. (“Seco” me dijo Mi Mayor durante toda su vida).

Fueron los dirigentes locales los que ponían la plata. Me consta que en San Miguel, de la bolsa de personas como Mario Betaglio, Francisco Merino, José Ángel Díaz, Jorge Fuentes, Raúl Reyes para mencionar a algunos, era financiada la actividad local; acompañada en lo municipal, por otras familias como por ejemplo los Portillo, los Peña, etc. en Moncagua; y así, en cada uno de los municipios de San Miguel. En la Unión, Los Gutiérrez, los Cruz, los Pacheco, los Dheming. En Usulután, los Zaldívar, los Gutiérrez. En Morazán, los Perla, los Flores; en Sonsonate, los Arce, los Varela; en Santa Ana, los Calderón, Los Gross, etc., etc. Así en todo el país, en cada rincón, Arena era financiada localmente por sus dirigentes; por lo tanto Mi Mayor, reconocía el peso de todos los que habían aportado no solo dinero, sino tiempo y esfuerzo a la causa Republicana Nacionalista. Arena era financiada por areneros que vivían la vida partidaria dentro de Arena; no había millones, había mística, convicción, esfuerzo, trabajo, creíamos en algo.

Así se lograron conjuntar los esfuerzos de una vida política sectorial, 7 sectores los que conformamos una gran alianza. Se vivía así la vida política: haciendo directivas, conformando grupos de apoyo; muchos dejaron sus vidas al ser alcanzados por la guerra. Arena logró un crecimiento sin precedentes en su desarrollo político. Rápidamente desplazó al PCN, al antiguo partido de Conciliación Nacional, y ocupó el sitio de líder natural de la derecha salvadoreña, alcanzó ser la segunda fuerza en las elecciones para la Asamblea Constituyente; logró Arena, por una alianza legislativa, elegir al Mayor d´Aubuisson Presidente de la Asamblea que dictó la Constitución de 1983- la que aun rige los destinos del país, tomando en cuenta que fue reformada en 1992 como producto de los Acuerdos de Paz. Arena era de los areneros, construía una visión para El Salvador. En aquellos años del 83 y 84, comenzaba a surgir la segunda plataforma ideológica después del nacionalismo floreciente, “el republicanismo”. Arena se convertirá luego de la promulgación de la Constitución del 1983, en una fuerza Republicana.

En este artículo inicial, es necesario resaltar un aspecto diferenciador con respecto a la Arena actual: Arena se dirigía por el liderazgo del Mayor d´Aubuisson y no tuvo imposición de los grupos oligárquicos del país; es más, me consta el desprecio que él tenía por aquellos que salían corriendo para Miami o a otros lugares, por el simple hecho de verse víctimas al estallar una candela de dinamita cerca de sus lujosas residencias. En aquella época, era factible poder alquilar en la Escalón o en la San Benito, casas hasta por un décimo del precio real, o adquirir esas residencias hasta por una quinta parte de su valor real, debido a la “guinda” que pegaron los millonarios hacia el extranjero. Arena no era de los “popies”, era de los areneros. Espero que una rimera de igualados, que hoy pulula en las filas dirigenciales areneras, no se sienta ofendido por lo de “popies”. Los “popies” son una referencia histórica creada por Mi Mayor, para referirse a un exclusivo grupo de oligarcas, que no pasarán de una veintena. Así que las onzas de lealtad ahora incrustadas en Arena y en el COENA, pueden sentirse tranquilos, no es a ellos a quienes nos referimos, pues ellos no llegan a tanto.

Para concluir esta primera entrega, de varias que seguirán, me permito dedicar este párrafo a un hombre que la Historia se encargará de terminar de juzgar, a Mi Mayor Roberto d’Aubuisson Arrieta. Un hombre lleno de energía, poseedor de un carisma fuera de lo común, líder nato, organizador constante, ferviente nacionalista, republicano de corazón, nacido, educado y formado en la guerra fría, por lo tanto “anticomunista” hasta los tuétanos. Un hombre sencillo, extremadamente probo, el dinero nunca fue una prioridad en su vida, positivo hasta en su lecho de muerte, soñador de un mejor país. Con defectos como todo ser humano, le encantaba el “guaripinol”, como decimos en buen salvadoreño; parrandero, fumador y mujeriego, pero fiel creyente de la existencia de Dios. Mi opinión sobre si participó o no en la muerte de Monseñor Romero es que nada tuvo que ver, pero solo Dios sabrá juzgar la verdad sin pasiones, ni conspiraciones políticas. Yo sostengo, por la época, por la cercanía con él, que nada tuvo que ver. Este hombre fue el que impulsó la creación de Alianza Republicana Nacionalista, aquella Mi Arena.

Continuará….

Acerca de Walter Araujo

Político de derecha. Nació en San Miguel, El Salvador el 21 de Sep. de 1964. Hijo de maestros; formado desde sus estudios básicos en el Instituto Católico de Oriente - Hermanos Maristas de San Miguel. Casado; orgulloso padre de 4 hijos. Miembro de Alianza Republicana Nacionalista desde su fundación hasta el 26 Septiembre del 2013. Candidato a la Alcaldía de San Salvador por GANA (2015), Magistrado Propietario en el Tribunal Supremo Electoral (2009-2014), Presidente del Tribunal Supremo Electoral (2004-2009), Presidente de UNIORE y Presidente del Protocolo de Tikal (2005-2006). Presidente (2001-2002), Vicepresidente (2000-2001, 2002-2003) y Secretario de la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa (1994-1997), Presidente de Foro de Presidentes Legislativos del Caribe y C.A. FOPREL (2001-2002). Jefe del Grupo Parlamentario de Arena (1997-2000), Presidente (2001-2002) y Director de Información de Arena (1995-2000), Diputado por 3 períodos legislativos durante (1994-2003), Secretario de la Comisión de Diálogo del Gobierno de El Salvador (1990-1992), Miembro de la Comisión para la Consolidación de la Paz COPAZ (1992-1994) y Miembro de la Juventud Republicana Nacionalista desde su fundación. Estudios Superiores en Jurisprudencia y Ciencias Sociales en Universidad José Matías Delgado. Cursos de Especialización en Derecho en la Universidad de Salamanca, Cursos de Administración y Gerencia Política en el INCAE. Graduado del Official Candidate School OCS en Fort Benning, GA (1982). Graduado del Curso de Guerra Política, Fu Hsing Kang, República de China (1990). Oficial Mayor de la Asamblea Legislativa (1987-1990) y Jefe de Operaciones en el Consejo Central de Elecciones (1985-1987).
Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a “ENJAMBRE SISMICO EN ARENA” HISTORIA DE UNA REVOLUCION SILENCIOSA. (Parte 1)

  1. saul mata dijo:

    Muy revelador y aparentemente sincero. Es importante saber como se puede torcer en el camino una lucha por un ideal, que luego es robada por el poder que emana el dinero.

  2. Cruz Alexis Argueta Hurtado dijo:

    Excelente artículo, el mejor de todos; yo trabajé con él, antes de conocerte a ti por eso lo digo.

  3. Manuel Perez dijo:

    Soy un hombre d izquierda vivi y participe en la guerra activamente en mis años en la UES,admiro mucho la vision q tienes d una nueva derecha con miras d sacar al pais adelante junto con la izquierda, porq es necesario hacerlo juntos.Lo unico q discrepo es en la autoria del asesinato d Romero del fundador d ARENA Roberto DAubison,vivo en USA y la CIA desclasifico una serie d documentos q involucran al mayor en ese magnicidio,muy a pesar d q en esos dias la lucha anticomunista d DAubison contaba con el aval a cambio d silencio del dpto d estado, porq se libro en el contexto d la guerra fria,por eso en esos momentos Washington callo.Se q podes dudar d la vericidad d esos documentos,pero hoy en dia han servido en las cortes Federales para juzgar y condenar a exministros d defensa como Vides Casanova,Garcia,y ahora estan a punto d extraditar a Montano a España basado en esa informacion y otra aportada por testigos.Por lo demas t deseo buena suerte y Saludos desde San Fco. CA

  4. Alex Burgos dijo:

    Saludos licenciado Araujo, le felicito por su blog es muy interesante y deja enseñanza a cada uno que lee esto. Le deseo todo lo mejor Para su vida privada y profesional. Siga adelante!!!!!!!

    Atte. Alex Burgos
    @alexburgos06

  5. Hector Reina dijo:

    Este hombre fue el que impulsó la creación de Alianza Republicana Nacionalista, aquella Mi Arena… mi estimado amigo Walter Araujo y su Derecha Nueva, me quedo con esta última frase porque representa la idiosincrasia y naturaleza de la verdadera identidad en ARENA… Te felicito amigo, mejor no puede estar, sé que hablas con mucha propiedad y conocimiento de causa, y la parte histórica que hoy describes es solo el comienzo del mayor movimiento social, concentrado en la persona de ARENA… en buenahora por los siguientes argumentos. Saludos hermano

  6. Hector Reina dijo:

    Excelente artículo mi estimado Walter Araujo y su Derecha Nueva, y al igual que tu persona desea un mejor país, esté servidor es de la opinión que todos los argumentos que planteas pueden ser posibles, si y solo si, cada uno de los salvadoreños nos comprometemos con la defensa de nuestras libertades, con el compromiso fehaciente de hacer las cosas por convicción y no por conveniencia, con la plena confianza en que nuestros Salvador del Mundo, seguirá siendo el que guía nuestros pasos, y nos ilumina para encontrar el sendero de la justicia, igualdad e integridad… el país que todos deseamos se puede construir, si juntos a una solo voz, proclamamos los principios del Reino, y dejamos que nuestro ser superior se manifieste en lo más profundo de nuestras mentes y corazones.
    Claro que podemos lograr el país que todos deseamos, y este servidor estará siempre dispuesto a luchar por el bien común de las grandes mayorías. Que Dios nos permita reencontrarnos con nuestro verdadero YO.
    Saludos amigo

  7. Roberto dijo:

    Con todo respeto Lic. Araujo, excelente artículo pero no comparto con Ud. La inocencia de” su mayor”

  8. Iban o venian, a lo mejor se fueron dijo:

    ¿Que sentiran en @ARENAOFICIAL @fusades @camarasal @asielsalvador al leer sus articulos? ¿Se les afloja, enjuta, estira, se loqean?. Gracias por desnudarlos y que se vean como son, #ElSalvador se lo agradece!

    • Desconocía esta parte de la historia de ARENA, siempre he considerado a Arena que fue formado por los “Ricos”, que equivocado estaba, es bueno que nos cuente la parte de la historia que usted vivió cerca del Mayor Roberto Jose d’Aubuisson, muchos lo hemos “demonizado”, y al parecer hemos estado equivocados, pero tal y como usted lo menciona en su articulo, la historia se encargara de juzgarlo.

  9. astul dijo:

    Señor Walter Araujo, me enorgullece leer sus artículos cada semana, ya que los considero como una gran ventana hacia un objetivo claro y preciso para el futuro de nuestro país. En este caso quiero felicitarlo por este articulo. Sinceramente y con todo el corazón se lo digo, hay información plasmada aquí que desconocía en lo absoluto. Y por lo tanto le agradezco toda esta información porque es la única forma de como los salvadoreños conocemos la realidad de los partidos políticos en este caso ARENA. Nuevamente estoy ansioso y pendiente para la continuación de este importante articulo. Mis mas sinceros saludos de un joven que también anhela un El Salvador diferente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s