ENJAMBRE SISMICO EN ARENA. Historia de una revolución Silenciosa. Parte II.

Antes de continuar con esta historia, me permitiré hacer una divagación ante la propuesta de mi primo Robertillo d’Aubuisson, quien pretende suprimir una frase de la marcha de Arena, la cual dice textualmente: “El Salvador será la tumba donde los rojos terminarán…”.

Siempre consideré que Robertillo no es ni la sombra de lo que su padre fue. Su pose imitada de mi Mayor no es natural y su incapacidad política es bastante notoria. La marcha y los símbolos de una institución son permanentes y crean una mística perfecta que se llama identidad.  La marcha es de los areneros y para los areneros, era la marcha de mi Mayor, la que fue hecha con el sudor y sangre de cientos de personas que se decidieron por luchar desde la arena democrática. La identidad partidaria es una virtud, no un dogma; sus simbolismos son la esencia de una historia, de una lucha, de una razón. Cuando esa identidad se comienza a desdibujar, se va perdiendo el sentido y la lógica de los horizontes que se trazan en una institución partidaria. Creo que la sed de notoriedad y la ambición del hijo de mi Mayor, es directamente proporcional a la falta de sensatez y de capacidad política que demuestra.

Por eso, mi querido primo Robertillo, te sugiero que  propongas otro tipos de reformas en Arena, reformas profundas, como: darle al partido una independencia financiera, que  el partido no viva, ni financie sus campañas, con fondos de los popies; que cada correligionario de su aporte voluntariamente, que cuando alguien sea electo funcionario su aporte sea obligatorio; a crear un sistema de elección de sus candidatos y dirigencia absolutamente democrática, con voto amplio y secreto. Esas son las reformas que hay que impulsar, mi querido primo, las reformas de verdad. Cuando eso se dé,  allí estaré de nuevo. !!Presente por la Patria!!

Yo me considero un arenero de corazón, alma y sentimiento. Mi renuncia pública al partido en el que milité casi 33 años, fue un rechazo a la orientación que la actual dirigencia le está dando al partido, pero en lo profundo de mis sentimientos fui, soy y seré un arenero de convicción. A lo que renuncié fue a seguir la línea política de una dirigencia comandada por los popies. Renuncié a no seguir contribuyendo políticamente a desbalijar al más pobre; a que los poderosos amos ahora de Arena, continúen haciendo un país para su servicio y no para la gente. Renuncié a que los que ahora se dicen COENAS, sigan manipulando la política para beneficiar a unos pocos, pero a la Arena racional, a la de corazón humano, a esa sigo perteneciendo. Así que me le dicen a mi querido primo que la marcha no es de él, ni del COENA; nos pertenece a los areneros de verdad, a los que nos sentimos así. Cuidado Robertillo, al paso que vas, como te lo dijo en su tuit Paty Valdivieso: ¡estás perdiendo identidad! Un día de estos te dedicaré un artículo para que conozcas lo que fue tu padre, de quien por lo visto, muy pocas cosas heredaste.

Continuando con nuestra historia, me quiero centrar en la fase de la vida republicana de Arena. Arena se desarrolló al inicio de los años 80 y vamos a enmarcar en este artículo lo vivido hasta 1984, hasta la elección presidencial, donde el protagonista principal fue El Mayor Roberto d’Aubuisson; porque Arena es él, y no hay, ni habrá Arena sin él. Su valentía fue tan grande que solo puede ser comparada con su dinamismo. Su visión organizativa y capacidad de liderazgo lo hizo moverse a todo el país y que nosotros nos moviéramos a la par de él. El activismo político estaba a la orden del día: formar directivas, organizar los sectores, hacer en” síntesis”… política. Así se hizo Arena: sin billetes pero con cojones, con voluntariado y con mística. Era un acontecimiento popular cuando él llegaba a cualquier municipio del país. La forma de organización era básica, él se encargaba de averiguar quién era el empresario de los buses, la lider de los mercados, el de la tienda más influyente, el cura del pueblo, los comerciantes más identificados; luego se encargaba personalmente de contactarlos y de conocerlos en sus giras. Era así de llano y sencillo, de directo y campechano. Nunca le dijo un no al fresco de chan que le ofrecían o a comer los punches con aiguaste; igual comimos frijoles en bala con tortilla y queso, que la gente más humilde nos brindaba. De esto tiene que recordarse Jorge Velado padre, Zacapón, el camión Reyes, Carlos Morales Estupinián, “el negro” Sagrera, Guido Larrave padre, “el gringo” Valdiveso, Neto Panamá, y todos aquellos que hicimos el partido; hubo empresarios importantes a la par como Juan José Domenech “el conejo”, Guayo Lemus y otros; profesionales distinguidos como el Dr. Ávila, el Dr. Calderón Nuila, padre de quien después llegara a Presidente de la República, Armando Calderón Sol,; doña Luisa de Alfaro y don Kiko, padres de mi gran amigo Rafael Ángel Alfaro. Éramos en Arena, un grupo de hombres y mujeres comprometidos con el país. Si ustedes revisan sus archivos y reactivan su memoria, ninguno de los popies aparecerá en los anales de aquella Arena. Mis recuerdos, con mucho esfuerzo, solo reconocen las cenas de recaudación en la casa de Don Roberto Mathies Regalado, fuera de esas cosas nunca los “popies”, ahora dueños de Arena, se acercaron mucho a mi partido.

Hugo Barrera me dijo, personalmente, que los “gringos” le dijeron que nunca se permitiría que Roberto d’Aubuisson fuese Presidente de El Salvador. Espero que Don Hugo un día cuente esa parte de la historia, lo que lo hizo distanciarse de mi Mayor hasta el punto de abandonar las filas de nuestro partido y fundar aquella su Patria Libre; camino que también siguió años después doña Gloria Salguero, quién fundó un partido con poco suceso; tan poco suceso que ni su nombre me recuerdo. Quiero rescatar un elemento fundamental de esto: mi Mayor se apegó a la institucionalidad democrática cuando fue derrotado por el Ing. Napoleón Duarte; con visos reales de un fraude electoral, reconoció su derrota y atesoró en su corazón lo que tanta falta le hace ahora a la dirigencia arenera: el amor por nuestro país. Él entendió la lectura de los tiempos, vislumbró la ruta correcta, se dedicó en cuerpo y alma a trabajar políticamente de cara a convertir a Arena en la primera fuerza política del país, en llevarla a su primera victoria electoral. Toño Cornejo Arango, “El Maneque”, sabe de lo que hablo y por qué lo hablo. D’Aubuisson siguió la ruta democrática, la vía electoral. Con su candidatura a la Presidencia de la República, d’Aubuisson nos convirtió en una institución republicana.

¿Qué es ser republicano? Es simple y sencillamente ser creyente de un sistema político que se fundamenta en el imperio de la ley y que cree que la igualdad de los ciudadanos, ante la ley, es fundamental; es creer que se pueden frenar los posibles abusos de las personas que tienen mayor poder; es creer que se deben de proteger los derechos fundamentales y que se deben garantizar las libertades civiles. Ser republicano es entender que es la mayoría del pueblo la que escoge a quien los gobierne a través del voto. Por eso la otra frase de mi Mayor era absolutamente republicana: “el arma más poderosa de los hombres libres es el voto”. La contribución más grande de él al país fue participar, liderar y aprobar la Constitución de la República de 1983, esa que tiene su firma estampada para la historia de la República con su sanción, promulgación y vigencia. Ser republicano y nacionalista, es ser humano, es ser demócrata. Los popies no entienden, ni nunca entenderán a d’Aubuisson, por eso no lo quisieron, ni él los quiso a ellos.

Arena se creó para representar mayorías, no para cuidar de élites. Arena se hizo para el pueblo y con el pueblo. Arena es de la gente y para la gente. Tristemente la tienen secuestrada, marginada de su real visión y dimensión; la tienen cautiva los intereses de los más poderosos, de los más pudientes económicamente hablando. Es importante, estimado lector, que hoy por hoy, nos centremos en entender esto en esencia: Arena es un partido político Republicano y Nacionalista, el cual está desviado de su virtud y de su valor. El rescate de esta institución es vital para los intereses de la República, inclusive para el interés de los mismos popies. Lo que El Salvador necesita es de una Arena libre de la injerencia de los popies, eso es lo que en verdad se necesita.

Recuerdo aquel día cuando mi Mayor y yo fuimos a Ciudad Barrios: el manejaba una Scout International que casi siempre permanecía arruinada; se había recalentado; atrás de él, un Pick Up Toyota Mil donde venían El Chele Alarcón y el Chato, sus siempre eternos y fieles muchachos. Paró en aquella calle de tierra, donde había una cascadita que se hacía de un nacimiento o brote natural de agua, me pidió que sacara un vaso y le pusiera un trago de Vodka Smirnoff Silver, se dirigió a la caída de agua y llenó el vaso, se dirigió al carro, se sentó y tomó el contenido, lo oí suspirar, me dirigió la mirada y me dijo….” Ojalá, Seco, que lo que estamos haciendo sirva para sacar a esta pobre gente de la miseria en la que vive”. Vi aquella mirada que se perdía en el horizonte, brillosa e infinita; solo atiné a contestarle….”Ojalá, mi Mayor”. Ese era el hombre Republicano Nacionalista que yo conocí.

Cada día van creciendo las adhesiones para rescatar a nuestra Arena, a la republicana y nacionalista.

CONTINUARA….

Acerca de Walter Araujo

Político de derecha. Nació en San Miguel, El Salvador el 21 de Sep. de 1964. Hijo de maestros; formado desde sus estudios básicos en el Instituto Católico de Oriente - Hermanos Maristas de San Miguel. Casado; orgulloso padre de 4 hijos. Miembro de Alianza Republicana Nacionalista desde su fundación hasta el 26 Septiembre del 2013. Candidato a la Alcaldía de San Salvador por GANA (2015), Magistrado Propietario en el Tribunal Supremo Electoral (2009-2014), Presidente del Tribunal Supremo Electoral (2004-2009), Presidente de UNIORE y Presidente del Protocolo de Tikal (2005-2006). Presidente (2001-2002), Vicepresidente (2000-2001, 2002-2003) y Secretario de la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa (1994-1997), Presidente de Foro de Presidentes Legislativos del Caribe y C.A. FOPREL (2001-2002). Jefe del Grupo Parlamentario de Arena (1997-2000), Presidente (2001-2002) y Director de Información de Arena (1995-2000), Diputado por 3 períodos legislativos durante (1994-2003), Secretario de la Comisión de Diálogo del Gobierno de El Salvador (1990-1992), Miembro de la Comisión para la Consolidación de la Paz COPAZ (1992-1994) y Miembro de la Juventud Republicana Nacionalista desde su fundación. Estudios Superiores en Jurisprudencia y Ciencias Sociales en Universidad José Matías Delgado. Cursos de Especialización en Derecho en la Universidad de Salamanca, Cursos de Administración y Gerencia Política en el INCAE. Graduado del Official Candidate School OCS en Fort Benning, GA (1982). Graduado del Curso de Guerra Política, Fu Hsing Kang, República de China (1990). Oficial Mayor de la Asamblea Legislativa (1987-1990) y Jefe de Operaciones en el Consejo Central de Elecciones (1985-1987).
Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ENJAMBRE SISMICO EN ARENA. Historia de una revolución Silenciosa. Parte II.

  1. Sandrita dijo:

    Leer sus artículos da nostalgia como se ha ido perdiendo el verdadero nacionalismo con el que se fundó, la profesia del mayor se cumplió cuando dijo que tras su muerte solo verán maximo tres presidentes mas y luego caeran en la desgracia, los ricos se appderaran del partido… Lo decía callado, en silencio lamentando no poder estar mas para servir a la patria.

  2. Beto Torres dijo:

    Leer tu articulo Walter me hace desear retroceder el tiempo y poder evitar las cosas que se darian en un futuro como en el que estamos ahora.

  3. David Cadenas dijo:

    Excelente artículo mi estimado Walter y yo pienso igual que usted, que algunos personajes se han retirado por no estar de acuerdo de la forma prepotente que hacen las cosas dentro de arena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s