Los popies ya decidieron que Edwin Zamora es el ungido. “La verdad del proceso interno en Arena”

  Les pido me disculpen por lo extenso que será este artículo. Esto no nace de un cálculo político, nace del corazón, del sentimiento que provoca una vida de más de treinta años en Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

   Algunas personas cuestionan mi derecho a pronunciarme, pensar, señalar o criticar al partido Arena, por el simple hecho de ya no pertenecer más a él. Que ya no pertenezco, es una verdad irrefutable. Renuncié hace tres años a ser parte del partido. Una verdad tan grande como el sol. Pero eso no me limita a mí, ni a ningún salvadoreño, a preocuparnos, a pronunciarnos, ni a comentar, sobre la salud y vida de un partido; en este caso, del que otrora fue la inspiración y la directriz del país durante 20 años. Es más, podemos hacerlo sobre cualquiera de ellos.

   Arena, y cualquier otro partido político, son instituciones de derecho público. Son creaciones permitidas por el Estado salvadoreño, quien les ha otorgado una serie de privilegios, a los cuales no tiene acceso ninguna persona jurídica del país; entre ellos, a gobernarnos. Por lo tanto, lo que sucede en Arena es de interés general, ya que, igual a otras instituciones partidarias, nosotros les hemos dado a unos y a otros, el poder de representarnos. Los partidos políticos nos pertenecen a los ciudadanos. No somos los ciudadanos quienes les pertenecemos a los partidos políticos.

   Superada esta situación, comienzo a develar la verdad del proceso interno en Arena; con el único propósito de que el ciudadano conozca lo que en realidad sucede en su vida partidaria interna.

   Esto comenzó hace años, allá por el año 2001. Francisco Flores, me citó a Residencia Presidencial una mañana soleada; había viento, de esos vientos que bajan de las faldas del volcán de San Salvador, era una de esas mañanas en las cuales suele amanecer con cierta frescura la capital. Me recibió con un ánimo poco usual en él: sonriente y animoso, como pocas veces lo había visto. Me dijo: – “Hola, Walterio, ahora vamos a escribir historia, vamos a descubrir la historia.” Nos sirvieron un jugo de papaya para mí y un vaso de agua tibia con limón para él. Desayunamos lo de siempre: frijoles, huevos, queso y no recuerdo qué más…Lo de siempre. Paco me dijo, luego de hablar durante  varios minutos cualquier cosa: -“Vamos al despacho, tengo que hablar cosas importantes con vos”.

   La oscuridad siempre reinó en esa oficina, pero nunca fue tan oscura, fría y lúgubre como cuando la usó Paco. Estuve muchas veces allí: con Don Freddy, con Don Armando y posteriormente, con Tony; no menos de 100 veces, pero nunca ese pedacito de residencia presidencial me pareció tan oscuro como cuando Paco estuvo allí. Su centro de reunión, la formaba una mesita redonda para 6 personas, una lámpara opaca que colgaba del techo, con una luz tenue, suave, casi invisible; al fondo, el escritorio que jamás vi que usara, y  una mesita con una fotocopiadora. Allí citaba y decidía Francisco Flores, allí me explicó el futuro de Arena, y lo que en su visión sería o debería ser el futuro del país.

   Paco me puso a mí de presidente del partido; lo hizo por voluntad propia, no sé si fue por capricho, por arrebato, por un acto inteligente, o si fue su peor torpeza, pero la verdad es que él me puso de Presidente de Arena. Ese día, iba dispuesto, con total decisión,  a pedirme lo que me había dado: el puesto de presidente del partido. Lo hizo de la siguiente manera: comenzó a pasar las páginas de su libreta amarilla de rayas, hasta que encontró una hoja en limpio. Se quitó los lentes y limpió sus ojos, en los cuales pude observar un pronunciado estrabismo, producto de la severa miopía que padecía. Limpió sus lentes, suspiró, y mirándome  a los ojos me dijo: – “Walter, quiero contarte lo que le sucede al país, quiero compartirte mi visión de lo que pasó, de lo que pasa y de lo que tiene que pasar.” Le  miré fijamente y le dije, o atiné a responderle: -“Dale  Presidente, quiero escuchar eso que tenés que decirme.”

   Fui presidente de Arena porque Paco Flores lo decidió. Se le ocurrió de la forma menos pensada del mundo: me mandó a Miami a recibir un premio en su nombre en compañía de Manuel Meléndez, su gurú. El premio se lo entregaban un grupo de consultores y asesores políticos.  Creo que Manuel Meléndez se impresionó por la forma en la cual di las palabras  de agradecimiento y le informó a Paco, quien me llamó para decirme que de regreso al país tenía que “proponerme algo”. Había sido su vocero de campaña, uno de los hombres que nos la jugamos, inclusive contra Cristiani, cuando Armando Calderón Sol decidió junto a Tomás y a Milena, que Paco fuera el candidato presidencial. No fuimos, ni éramos siquiera amigos, él simplemente decidió que yo ocupara la presidencia de Arena por una sola razón: le convenía. Necesitaba de una persona que sí tuviese las credenciales de verdadero arenero, esas que tanto le faltaban a él.

   Me dijo: -“Este país es como un caracol. ¿Has visto, Walterio (así me decía cuando quería ser jovial), la concha de un caracol? Comenzó a dibujar una espiral, algo parecido a eso que identificamos popularmente como un “Nautilus”. Al concluir el dibujo, llevó la punta del bolígrafo a un extremo y acentuando con fuerza, dio un golpe sobre el inicio del caracol y me dijo: -“Walter, aquí comienza la historia.

   -“Este país, tiene un error de diseño que nació hace cientos de años; nace de la realidad de haber sido conquistados. Aquí habían indios, aquí llegaron conquistadores. El conquistador conquista y se queda con lo mejor, se queda con el botín. El indio se queda con la pena de lo que tuvo y con el rencor de lo que pudo tener. Así, mi querido Walter, se instauró la herencia de la oligarquía de El Salvador; los españoles se mezclaron, “mestizaron” y heredaron la tierra, único acceso a la adquisición de riqueza y poder. Así, Walter, nació nuestra oligarquía agrícola y terrateniente, la que produjo eso que llaman “las 14 familias”, lo que para mí es un mito. Para mí eran menos, pero con todo el poder del mundo.”

   Llegó el eterno ordenanza de REPRES a ofrecernos algo de tomar, ambos pedimos agua y proseguimos, mejor dicho, prosiguió con su monólogo: -“Estos señores casi feudales, Walterio, tomaron antes y después de la independencia, el control del país; crearon lo que fue la oligarquía terrateniente de El Salvador, la que dominó hasta los 1960. Fijate, Walterio, que de allí les pasó algo: unos mandaron a estudiar a sus hijos al extranjero y otros los dejaron aquí de vagos. Esos estudiados evolucionaron la planta productiva del país, la explotaron e hicieron crecer las riquezas de sus padres. Los vagos se quedaron aquí con botas y camionetas nuevas y se chuparon el pisto. Walter, nació una nueva clase dominante: la oligarquía agro-industrial. Otro grupo se dedicó a la industria exclusivamente. Mirá, Walterio, mirá y fíjate en una cosa (con el bolígrafo el trazo del caracol empezaba a enrollarse). Los que se quedaron en el agro, se fueron quedando atrás. Su respuesta fue pagar menos y joder a la gente pobre para tener el mismo ingreso. Esa es la línea de la que nació y se financió Arena, de la oligarquía terrateniente y agrícola, esa que se quedó atrás. Ese es el cambio que debe de tener Arena, Walter, buscar a los que ahora detentan la riqueza y el poder sobre el país.”

   Me preguntaba yo hacia dónde iba Paco con todo esto. Él siguió: -“Walterio, los agroindustriales tuvieron un período muy corto del dominio del país, porque disputaron permanentemente el poder con los terratenientes. Pero estos a su vez mandaron a sus hijos a las mejores universidades gringas, y esta nueva generación produjo una nueva clase dominante. Walter, escuchá esto”, me decía mientras cerraba el tercer círculo del caracol diseñado, -“son los dueños de los servicios. Walterio, escuchá y ponéme atención: son los de los centros comerciales, los urbanistas, los de la telefonía, los de los aviones, los proveedores de toda la gama de servicios. Esa, Walter, es la nueva clase dominante y Arena debe entenderse y dejar comandarse por ella.”   Tomó su bolígrafo, apuntó al final del caracol y me dijo: -“Hoy es responsabilidad de ellos conducir este país. Les toca en el ciclo de la vida, la vida es así.” Se hizo un gran silencio entre los dos, no sé si duró un minuto o dos, y le pregunté: -¿Qué querés, Presidente?” Me vio fijamente a los ojos y me dijo: -“Hoy le toca a Bobby (Roberto Murray Meza).” Le respondí: -“Tú me pusiste, tú puedes poner a quien quieras. Solo te pido una cosa. ¡Piénsalo bien! La gente no ve bien a los ricos en nuestro país, a mí un favor me haces, me quitas un gran tetunte de la espalda. Ser presidente de Arena no es una ganga. Podés hacer presidente a quien tú quieras.” Allí se cerró la reunión, no sin antes hacer miles de promesas sobre mi futuro, que un día les contaré a todos ustedes.

  Paco, me pidió que lo acompañara tres días después, a una reunión en mi calidad de Presidente del partido en Residencia Presidencial, que allí iban a estar “los popies”; lo dijo así, textualmente: “los popies.” Los había convocado para convencer a Bobby Murray para que me relevara en la conducción del partido. No pude estar en esa reunión porque Bobby le comunicó a Paco que no asistiría porque tenía una cena de bienvenida que le daba la Cámara Salvadoreña Taiwanesa, de la cual él era presidente, al nuevo embajador de Taiwan recién acreditado en el país. Paco me llamó por el teléfono oficial y me pidió que convenciera a Murray Meza de la importancia de asistir a la reunión en la Residencia presidencial y que me ofreciera a sustituirlo en la cena ofrecida al embajador, y que como yo era presidente de la Asamblea Legislativa, la sustitución no sería mal vista por el diplomático; cosa que así sucedió. Bobby se fue a REPRES esa noche y yo a atender al Chino.

  Al día siguiente, a las 8.15 am, Manuel Meléndez me llamó para informarme que Bobby Meza había aceptado presidir el COENA, pero que me sentara bien en la silla, porque iba a contarme algo increíble que había sucedido en la reunión. Manuel me lo contó así: -“Bobby se resistió tenazmente, como gato panza arriba a ser presidente del partido, pero el Presidente (Paco) le insistió. Como veían el resto de los popies que no aceptaba, unos de ellos empezaron a intervenir, entre ellos Archie Baldochi y Carlos Enrique Araujo. Bobby, al sentirse acorralado, tomó la palabra y los retó de la siguiente forma:  “Que vergón, ustedes quieren que yo asuma la responsabilidad, pero ninguno quiere participar ni mojarse, así que la única manera de que yo aceptaría es si todos ustedes entran conmigo al COENA.” -“Morite!”Me dijo Manuel, “todos ellos, los popies, van para adentro del COENA”.

   Allí nació la ARENA actual, la que se alejó de los principios con la que fue creada. La que  Paco comenzó a entregarle al gran capital. Después surgió Tony Saca, producto de la debilidad de Flores. Este último, perdió poder después de la peor derrota de Arena en sus lides legislativas. Paco puso su primer COENA S.A. de C.V. formado por Bobby Murray, Archie Baldochie, Carlos Enrique Araujo, Sagrera, Roberto Palomo….ese COENA del que Bobby se aburrió, para que después llegara Archie, hasta que Dios se lo llevó. Entonces llegó Tony Saca, quien intentó un retorno de Arena hacia los areneros, pero se equivocó, pues lo engañaron sus amigos y puso a Rodrigo Ávila de candidato a la Presidencia de la República- Todos ellos confabularon sin haberse puesto de acuerdo. Ellos, todos ellos, hicieron a Funes Cartagena Presidente de El Salvador. La historia sigue: le cobraron a Tony su error y se quedaron con ARENA.

   Ellos mandan ahora en Arena, los que iniciaron el pacto con Paco Flores. El último en entrar al COENA de Paco fue Ricardo Poma, a quién Paco quiso heredar la presidencia del país. La derrota electoral en aquella legislatura no se lo permitió, pero poco a poco, Poma se adueñó de Arena. Él manda, junto a 3 ó 4 grandes donantes al partido. El paga la planilla desde el retorno de Cristiani a la presidencia del COENA; así logró poner al gerente de su venta de carros DIDEA en la Presidencia de Arena. Es él, Ricardo Poma el que más manda. Poma es la voz que Paco nos dejó de herencia, el concepto de que “es tiempo y responsabilidad de las nuevas élites de mandar”. La nueva era, la era Poma.

   Así, llegó al país este proceso de primarias para escoger dirigencia. No es cierto que por voluntad propia, lo exige la Ley de Partidos Políticos junto a una sentencia de la Sala de lo Constitucional. Y comienza el poder de esa nueva élite heredada por Paco: “Los Popies”. Esta nueva era que ha llevado a Arena a tener el más bajo porcentaje en su historia de aceptación popular: 12%.

   De ese porcentaje bajo, surge la necesidad de remover a Velado, sin reconocer públicamente que el gerente del nuevo dueño fracasó. Así se comienza a perfilar su relevo. En el intermedio, Velado busca la reelección. Las bases lo rechazan y se ve obligado a reiniciar un proceso nuevo de elección dirigencial. Los popies no encuentran a quién poner. Buscan desesperadamente, se encuentran con un joven muy moldeado a sus perfiles, hecho desde sus raíces en lo que parece ser requisito indispensable, salir de la Escuela Americana y graduarse en universidad gringa, gerente de ellos: Mauricio Interiano. Pero comete un error, no se pacta con Velado, quién rápidamente reacciona y se molesta, interfiere e irrumpe en la gira del nuevo candidato, lo cuestiona, llora ante su patrón y alcanza un nuevo momento: “Don Ricardo, Interiano NO, mejor Edwin Zamora, Edwin es mi amigo.”

   El partido está en esos momentos en ebullición. Norman se quiere cobrar el agravio que le hizo Velado al bajarlo de la candidatura a la Alcaldía. Maniobra con Hugo Barrera, le propone luchar por el COENA. Pero existen y se dan un par de realidades: En primer lugar  Norman va a fracasar como siempre, por ser falto de carácter y renuncia a buscar la presidencia del partido , los popies lo ablandan y deja a Hugo Barrera en una batalla que pasará sin pena ni gloria. El triste fin de Hugo Barrera dentro de Arena. Ninguneado siempre por los popies, a quienes nunca les cayó bien por no aceptarlo como uno de ellos.

   Se deciden ante estas circunstancias, los popies, por un candidato. Ponen su candidato y su planilla. Decidieron ya, ungir  a Edwin Zamora. Esto se demuestra con las siguientes evidencias: -1. Edwin promete dinero a las bases. Tener el dinero para aceitar la maquinaria del partido. Edwin no tiene el recurso para hacerlo, los popies lo han ofrecido. -2. Toman a una de las hijas del Mayor, para poner a los D´Aubuisson en la planilla, y tienen el acompañamiento de Robertillo. -3. De las tres planillas, tienen al único banquero acreditado y ligado al grupo donante, Albino Román. -4. La diputada Ana Vilma de Escobar, representa los máximos intereses de los Poma. -5.El miedo terrible a Nayib Bukele los hace llevar a Barón en su planilla, creyendo que le puede hacer mella con lo de Nuevo Cuscatlán. -6. La Comisión de Enlace del Partido, la que paga Poma a través de  Velado, anda dando línea de votar por Zamora. -7. Tienen a todos los diputados del gran capital: Juan Valiente, Karla Hernández, Johnny Wrigth, etc. -8. Controlan el padrón electoral de Arena; y -9. La Comisión Electoral la controlan a través de Ricardo Martínez, quien es hombre de los Kriete y adepto de Robertillo D’Aubuisson.

  Por todo lo anterior esto es caso cerrado. El único problema que han tenido, es que a la gente de Arena no le gusta ya recibir líneas; sectores del partido recienten la imposición. Mauricio Interiano logra cosechar simpatías por eso,  pero las pierde inmediatamente, por dos grandes errores cometidos en la selección de su planilla: llevar a Eduardo Barrientos, quien no significa, para nada, renovación; y lo peor de todo, llevar a Ernesto Muyshondt, también.

   El caso de Ernesto Muyshondt: Fui abordado hace unas semanas para solicitarme que publicara un video en nuestro blog derechanueva.com. Los solicitantes me relataron el contenido del vídeo. Solo me permito señalarles, que la publicación del contenido descrito, implicaría una vergüenza profunda para la familia, las amistades y los miembros del partido al que pertenece el referido diputado. Representaría una afrenta a la Asamblea Legislativa, a su imagen y honorabilidad. Y lo más dramático es que la pretendida divulgación del referido vídeo, pudiese constituir un delito, tanto para el hechor, como por el medio que lo divulgue. Según información que conocemos, el caso saldrá a la luz pública tarde o temprano, los enemigos políticos de Arena, solo están esperando el momento que más les convenga, ya que según me cuentan, su contenido está en poder de diferentes actores de la vida política nacional. Será responsabilidad del partido Arena, advertido que está, interrogar a su correligionario o aceptar posteriormente que no les importó la advertencia que les fue lanzada, sobre un posible dirigente de su máxima entidad, el COENA. Por nuestra parte, no vamos a prestarnos a publicar un posible incidente de tal magnitud, tampoco a describirlo.

  En síntesis: Los “Popies” ya decidieron, el ungido es Edwin Zamora, con la Pica a bordo.

  Dios los proteja.

 

 

 

 

Acerca de Walter Araujo

Político de derecha. Nació en San Miguel, El Salvador el 21 de Sep. de 1964. Hijo de maestros; formado desde sus estudios básicos en el Instituto Católico de Oriente - Hermanos Maristas de San Miguel. Casado; orgulloso padre de 4 hijos. Miembro de Alianza Republicana Nacionalista desde su fundación hasta el 26 Septiembre del 2013. Candidato a la Alcaldía de San Salvador por GANA (2015), Magistrado Propietario en el Tribunal Supremo Electoral (2009-2014), Presidente del Tribunal Supremo Electoral (2004-2009), Presidente de UNIORE y Presidente del Protocolo de Tikal (2005-2006). Presidente (2001-2002), Vicepresidente (2000-2001, 2002-2003) y Secretario de la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa (1994-1997), Presidente de Foro de Presidentes Legislativos del Caribe y C.A. FOPREL (2001-2002). Jefe del Grupo Parlamentario de Arena (1997-2000), Presidente (2001-2002) y Director de Información de Arena (1995-2000), Diputado por 3 períodos legislativos durante (1994-2003), Secretario de la Comisión de Diálogo del Gobierno de El Salvador (1990-1992), Miembro de la Comisión para la Consolidación de la Paz COPAZ (1992-1994) y Miembro de la Juventud Republicana Nacionalista desde su fundación. Estudios Superiores en Jurisprudencia y Ciencias Sociales en Universidad José Matías Delgado. Cursos de Especialización en Derecho en la Universidad de Salamanca, Cursos de Administración y Gerencia Política en el INCAE. Graduado del Official Candidate School OCS en Fort Benning, GA (1982). Graduado del Curso de Guerra Política, Fu Hsing Kang, República de China (1990). Oficial Mayor de la Asamblea Legislativa (1987-1990) y Jefe de Operaciones en el Consejo Central de Elecciones (1985-1987).
Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Los popies ya decidieron que Edwin Zamora es el ungido. “La verdad del proceso interno en Arena”

  1. Pablo Flores dijo:

    estimado walter, antes que nada un saludo y desearle éxito en sus labores. Personalmente nunca he votado por arena y probablemente no lo haré y no es por qué sea fanatico o seguidor del frente nada que ver, sino que si simplemente yo sí creo en un verdadero modelo económico basado en el esfuerzo y el trabajo respetando las leyes y siendo responsable de los tributos y esa es una de las tantas razones por la cual no creo en el arena corporativa de hace años, como puede una persona común pensar que puede emprender una empresa si adonde vaya cae en las garras de esta personas, que lo unico que quieres es poder y control sobres sus colonos, limitando a la gente a poseer lo que ellos permitan hasta donde ellos lo permitan, sometiéndonos a una banca que asfixia sin oportunidad de salir del hoyo donde nos meten a puros intereses, y aparte de eso no pagando impuestos, dinero que una persona normal lo pudiese reinvertir en su negocio así como lo hacen ellos generando competencia desleal ya que ellos con su poder e influencias no son obligados a pagar, difícil mente una persona común o un colono de “su finca” va poder sobresalir, gracias por las luces de cómo se confabulan las líneas de poder en mi pobre país, gracias a Dios con artículos como estos la ignorancia ya no es una opción.

  2. William Fernández dijo:

    Excelente descripción, muchos y me incluyo, quisiéramos haber tenido su experiencia política que tiene, considero que es un elemento valioso para construir una nueva derecha, un nuevo El Salvador, saludos don (lo de don, por respeto) y siempre estamos pendientes de su andar político, un abrazo fraterno.

  3. adturcios14 dijo:

    Me parece un buen articulo lo felicito por conpartir opiniones diferentes y asi poder el otro lado de la moneda pues yo no le pico a dingun partido siempre me baso al buen trabajo que pueda llevar el individuo. Con su articulo lo que me da mucha tristesa pues tengo una familia umilde trabadora y siempre sueñan que ese partido ARENA les dara mejores oportunides que lastima por ellos ya que los popis nunca salen de su comodida para ver al pueblo en su pobresa …. Que triste me quedo corto.

  4. Jim Dior dijo:

    Muy interesante saber como se fraguan este tipo de estratagemas, la ambición de unos pocos continúa llevando a la ruina a este partido. No impresiona la forma como lo hacen porque siempre se ha conocido la escogitación de sus ungidos, lo que impacta es la sumisión de sus seguidores. Van a necesitar que se sortee muchísima suerte en las elecciones que se avecinan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s