LOS MENSAJEROS DE LA BESTIA.

  Esta semana, me enteré de dos acontecimientos que pueden cambiar la historia política del país; lo anticipé en un artículo anterior denominado “DECISIÓN TOMADA. ¡INHABILITACIÓN PARA NAYIB BUKELE! El cómo, por qué y cuándo de esta acción antidemocrática”. Este artículo puede ser consultado en mi blog derechanueva.com; allí denunciamos una serie de acciones que se irían tomando para impedir la candidatura de Bukele a la Alcaldía de San Salvador. Las acciones en curso involucran a tres instituciones del estado: en primer orden, a la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia; luego, a la Fiscalía General de la República; y para finalizar la lista, a un Tribunal de Justicia de El Salvador.

  Los mensajeros de la bestia fueron despachados con recientes notificaciones que contienen “nuevos hallazgos” en la declaración de probidad de Bukele. Después de meses de ir y venir con explicaciones sobre cosas en extremo ridículas, creyendo que todo estaba aclarado, en esta última semana, la Sección de Probidad arremete con nuevas notificaciones en un claro y evidente espíritu de “no importa si no hay nada, pero algo hay que inventarle”. Puedo afirmar lo anterior, porque una fuente oficial, me ha permitido enterarme y conocer todos los detalles de los ridículos señalamientos. Coincide lo que mis ojos han podido constatar, con lo expresado por una fuente de Arena del más alto nivel, quién me expresó que la orden estaba ya girada para iniciar la inhabilitación a través de un juicio “express” por enriquecimiento ilícito, manifestándome, también, que no importaba si lo absolvían, – “porque no son metros, sino kilómetros de páginas que están listas para acabarse a Nayib; y no minutos, sino horas de cobertura televisiva, para terminar de rematarlo políticamente”.

  Los mensajeros de la bestia no solo están actuando en probidad, también alistan acciones en la Fiscalía General de la República, me dice la fuente antes mencionada, expresándome lo siguiente: – “Por órdenes de arriba, en el juicio que se realizará entre el 10 y 14 de Julio, le darán el jaque mate a Nayib Bukele. Ya los fiscales tienen preparada, en el juicio del caso “troll center”, la presentación de la configuración delictiva que vincula a Nayib Bukele; exista o no exista penalmente el delito. Ya es seguro que dos de los tres juzgadores, harán lo que tengan que hacer para que Bukele no salga de ésta”.  Me pregunté cuáles fueron las intenciones de este señor al decirme de antemano una confidencia de tal magnitud. ¿Será el tratar de infundir miedo y atacar psicológicamente a Nayib? ¿Tan grande es la arrogancia y el poder de manipulación sobre las instituciones, que no solamente lo harán, sino que quieren que sepa que ellos lo ordenaron? ¿Será un acto de conciencia y decencia personal de este amigo, por no estar de acuerdo con esta canallada? Créanme que dudé mucho en trasladárselo a todos ustedes. Tomé la decisión de creer, confiando en que la última de las interrogantes era la razón de quien me lo contó. Publiqué primero el artículo mencionado al inicio de este escrito, como advertencia, para medir las reacciones de los actores de la vieja derecha y de las instituciones involucradas; una vez recabé información posterior sobre éstas, no me quedó más remedio que comentarles, públicamente, lo que minuciosamente he ido enumerando, a través de información oficial y relatos confidenciales de fuentes calificadas.

  Es así como fui comprobando, paso a paso, lo que se está constituyendo en una de las más grandes conspiraciones, y la más importante violación de derechos humanos y políticos, en contra de la persona que el país ha escogido como el favorito en sus preferencias electorales. Porque lo que le están montando a Nayib Bukele, es antidemocrático, es vil y perverso; es el accionar de una bestia que está utilizando todos sus tentáculos, es la bestia de la vieja derecha en total y absoluto control de la manipulación institucional. Por esa razón, es que me veo moralmente obligado a hacer pública esta información; porque si nuestra democracia se construye sobre los cadáveres políticos de gente buena, decente y capaz, no tendremos un país, sino que viviremos en un cementerio de injusticias e ignominias.

  Ante el negro y tenebroso escenario de la conspiración que se avecina, considero sumamente importante y necesario, hablarle al país con plena claridad y transparencia. He decidido compartir con ustedes, los salvadoreños, las razones por las que he decidido apoyar políticamente a Nayib Bukele. Aclarando, de antemano, que no deseo ni pretendo puesto político alguno; que no soy su empleado, ni asesor, ni nada que me vincule contractualmente a él. Soy, simplemente, un amigo que cree que Nayib es la persona indicada, en este momento preciso, para El Salvador y para su pueblo. Soy un salvadoreño más, que opino con el peso que me da la experiencia de más de treinta años de transitar por altas responsabilidades públicas. Ya aclarado el punto, les presentaré mis argumentos para sustentar esta tesis política; la que he sometido a un riguroso análisis y estudio, no solo de encuestas, sino de una multiplicidad de factores de la realidad nacional.

  Nayib Bukele representa, por su edad y vivencia, una nueva generación de salvadoreños formada intelectualmente bajo el silencio de los fusiles; vivió la guerra hasta los nueve años, cuando se enteró que logramos la paz. Por esa corta vivencia de la guerra, es una persona que vive su adolescencia en un clima alejado del conflicto armado; por lo que él no está atado a ese pasado ideologizado que, sin darnos cuenta, muchas veces carcome nuestras acciones, impidiendo que superemos las heridas que ese trance nos dejó marcadas. Naturalmente, se puede expresar y afirmar que Nayib Bukele representa un verdadero relevo generacional.

  Fue formado y educado por un brillante y capacitado científico e intelectual del país; por su padre, Armando Bukele, hombre noble y culto, inteligente y humano. Las virtudes de su padre me fueron descritas, en una oportunidad, por alguien a quien le guardo un gran cariño y respeto, Don Boris Eserski, en un almuerzo que sostuvimos hace ya unos años. Don Boris lo describió con las siguientes palabras: – “Armando Bukele es uno de los pocos hombres que, con total certeza, está capacitado para ser un buen presidente del país, quién además de inteligente, intelectual y preparado, es un hombre sabio”. Si alguien duda que lo relatado sea cierto, puede consultárselo a Don Boris.  He tenido la oportunidad de confirmar y de poner a prueba la formación que obtuvo de su padre y la capacidad de Nayib; a través de meses de compartir pensamientos políticos, ideas y análisis en largas jornadas de reflexión sobre la realidad nacional, las que fueron posibles cuando Nayib buscó mi consejo o compartir alguna inquietud sobre el futuro del país. También he podido, al igual que todos los salvadoreños, escuchar su planteamiento público de los problemas nacionales, y he visto sus acciones cristalizadas en obras concretas para la capital. Nayib Bukele es analítico, culto en un nivel altísimo, inteligente y un asiduo lector e investigador de la historia, de la actualidad, y de las perspectivas del futuro. Sumado a una ventaja de la juventud actual: entiende, comprende y usa las nuevas tecnologías.

  Es el único personaje político con el peso suficiente para acelerar la modernización y democratización de la izquierda salvadoreña. La dirigencia del FMLN es una cosa, la militancia es otra; puedo, con certeza estadística, afirmar que más del 95% de la base izquierdista en el país apoyan a Nayib Bukele, por lo que se convierte en el personaje único con capacidad de generar e impulsar ese cambio. El Salvador necesita de una izquierda democrática, moderna, inclusiva y fuerte; porque solo así, los cambios democráticos se pueden concretizar y profundizar. Nayib entiende la premisa fundamental de ese cambio en la izquierda salvadoreña, premisa que da una ventaja de los ciudadanos por sobre los aparatos partidarios y piensa que los partidos no pueden dictar los destinos de la ciudadanía.

  El compromiso social lo acompaña permanentemente, pero a diferencia de otros liderazgos de la izquierda, Nayib Bukele viene de una familia de empresarios; sabe cómo funciona una economía social de mercado libre, porque no solo la ha estudiado, sino porque ha crecido actuando e interactuando en ella. Él cree en la libertad empresarial porque ha sido empresario, porque entiende, y así me lo ha expresado, que lo primero que hay que reconstruir es el marco de entendimiento y respeto mutuo con la empresa privada y con la oposición política. Entiende y cree plenamente, según mi sentir, en el funcionamiento del Estado, el compromiso con la libertad y el resguardo de la propiedad privada; cree en una auténtica economía social de mercado.

  Nayib Bukele tiene la mejor de las virtudes en esta vida política actual: es capaz de entender al ciudadano, al pueblo; la gente, al sentirse comprendida, rápidamente conecta con él. Nayib, hasta ahora, es el único liderazgo político real en el país; las encuestas lo demuestran numéricamente. No es un liderato en papel, ni mucho menos mesiánico, como algunos torpes lo describen; es un liderazgo construido con esfuerzo y tenacidad, en construcción permanente. El liderazgo de Nayib trata de cambiar las cosas de fondo; no es como los liderazgos falsos que pretende inventar Arena, los que solo buscan arreglar la fachada del edificio que se cae en pedazos, pero que en el fondo no quieren cambiar nada.

  El último argumento que ahora les daré, ya que tengo muchos más para reforzar mi tesis, es la de la voluntad popular como herramienta de la reconciliación y unificación nacional. El 70% de la población ve favorablemente a Nayib Bukele como el conductor del país; y si las matemáticas no me engañan, es más fácil buscar la unificación de visiones si uno parte de contar con un 70%, para luego trabajar en la construcción de los fines nacionales incorporando al otro 30% que puede tener sus dudas. Todas las encuestas respaldan estos números, considerando siempre un margen de error lógico muestral. El respeto a la voluntad popular es fundamental para una democracia sana.

  Hago un llamado directo a los Magistrados de la Corte suprema de Justicia, al Fiscal General de la República, a los miembros de la Sección de Probidad, y a los tres jueces que ventilarán el caso “troll center”: Nuestro país, ese que les ha permitido ser a ustedes funcionarios del Estado de El Salvador, ese mismo país que ha depositado en sus manos parte de su institucionalidad democrática, ese mismo país y su gente, es el que ahora les exige respetar la democracia, la voluntad popular y los derechos humanos y políticos de una persona como Nayib Bukele. No se dejen amedrentar ni manipular por la bestia de la vieja derecha, compórtense como salvadoreños de bien, porque los estamos observando. Este pueblo quiere saber si son funcionarios correctos, demócratas y rectos, o si evidentemente serán… los mensajeros de la bestia, sus serviles y lacayos.

Acerca de Walter Araujo

Político de derecha. Nació en San Miguel, El Salvador el 21 de Sep. de 1964. Hijo de maestros; formado desde sus estudios básicos en el Instituto Católico de Oriente - Hermanos Maristas de San Miguel. Casado; orgulloso padre de 4 hijos. Miembro de Alianza Republicana Nacionalista desde su fundación hasta el 26 Septiembre del 2013. Candidato a la Alcaldía de San Salvador por GANA (2015), Magistrado Propietario en el Tribunal Supremo Electoral (2009-2014), Presidente del Tribunal Supremo Electoral (2004-2009), Presidente de UNIORE y Presidente del Protocolo de Tikal (2005-2006). Presidente (2001-2002), Vicepresidente (2000-2001, 2002-2003) y Secretario de la Junta Directiva de la Asamblea Legislativa (1994-1997), Presidente de Foro de Presidentes Legislativos del Caribe y C.A. FOPREL (2001-2002). Jefe del Grupo Parlamentario de Arena (1997-2000), Presidente (2001-2002) y Director de Información de Arena (1995-2000), Diputado por 3 períodos legislativos durante (1994-2003), Secretario de la Comisión de Diálogo del Gobierno de El Salvador (1990-1992), Miembro de la Comisión para la Consolidación de la Paz COPAZ (1992-1994) y Miembro de la Juventud Republicana Nacionalista desde su fundación. Estudios Superiores en Jurisprudencia y Ciencias Sociales en Universidad José Matías Delgado. Cursos de Especialización en Derecho en la Universidad de Salamanca, Cursos de Administración y Gerencia Política en el INCAE. Graduado del Official Candidate School OCS en Fort Benning, GA (1982). Graduado del Curso de Guerra Política, Fu Hsing Kang, República de China (1990). Oficial Mayor de la Asamblea Legislativa (1987-1990) y Jefe de Operaciones en el Consejo Central de Elecciones (1985-1987).
Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s